La oscuridad que enfrentó J.K. Rowling para publicar “Harry Potter”