Norberto y Leonardo, víctimas de casos separados: Ernestina Godoy